Volver a NOTICIAS

Freire, Astander y Astilleros de Mallorca estudian la viabilidad de una pila de hidrógeno para generar electricidad

SOERMAR (Sociedad para el Estudio de los Recursos Marítimos) realiza el estudio de viabilidad técnica previo a un proyecto de I+D para el diseño conceptual avanzado de un conjunto de producción, almacenamiento y pila de combustible de hidrógeno para suministrar energía eléctrica a los astilleros de Freire Shipyard, Astander y Astilleros de Mallorca.
La estrategia de los astilleros participantes es adquirir el conocimiento necesario para instalar a medio plazo un prototipo que sería único a nivel nacional y europeo.

“El desarrollo de este futuro proyecto, basado en una tecnología sin precedentes a nivel industrial en el sector de la construcción naval, posicionaría a los astilleros participantes a la cabeza en el desarrollo de energía limpia y sostenible para autoabastecimiento”, explica Eva Novoa, directora general de SOERMAR.

Antes de diseñar el proyecto es necesario realizar un estudio de viabilidad con una metodología estructurada que garantice su éxito y reduzca en origen los riesgos e incertidumbres.

A través de él se evalúa y analiza el potencial de un futuro proyecto de desarrollo experimental para reducir emisiones mediante el empleo de nuevas tecnologías sobre las que los astilleros participantes no tienen conocimientos específicos ni experiencia previa.

Energías renovables astilleros
Energías renovables astilleros

Proceso de generación de hidrógeno puro a partir de energías renovables (Energía Solar) Fuente: www-evwind.es

Así se garantiza que el proceso de toma de decisiones sea objetivo y racional, se descubran sus puntos fuertes y débiles, sus oportunidades y amenazas, se determinen los recursos necesarios para llevarlo a cabo y sus perspectivas de éxito.

El fin es la elaboración de procesos o servicios nuevos o mejorados.

El objetivo científico-tecnológico del proyecto es analizar la tecnología disponible relacionada con el uso de las pilas de combustible y la viabilidad de su aplicación al abastecimiento de las necesidades eléctricas y térmicas de los astilleros participantes.

También investigar las diferentes metodologías de aprovechamiento del calor residual de la pila de combustible para incrementar la eficiencia de esta y reducir la necesidad de otras fuentes de energía para calefacción y agua caliente.

Desde el punto de vista estratégico, el propósito es diseñar una instalación de generación y almacenamiento de energía eléctrica y térmica sostenible proveniente del hidrógeno y con garantías de éxito.

Asimismo, adquirir conocimientos para que los astilleros participantes avancen en el diseño e implantación de esta tecnología en prototipos de buques, lo cual les permitirá tener una diferenciación técnica y tecnológica que los hará más ecoeficientes y competitivos a nivel nacional e internacional.

“A su vez, desde una perspectiva industrial, los objetivos que se persiguen son lograr una eficiencia energética, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y emplear el hidrógeno para la producción de energía eléctrica con un rendimiento no inferior al 80%, para lo cual es necesario el aprovechamiento energético del calor residual generado por la pila de combustible, lo que supone contar con tecnólogos especializados en la materia”, señala Alfonso Carneros, director técnico de SOERMAR.

Palma 31/01/2022

Fuente:
https://sectormaritimo.es/freire-astander-y-astilleros-de-mallorca-estudian-la-viabilidad-de-una-pila-de-hidrogeno-para-generar-electricidad

Volver a NOTICIAS

La UIB inicia un curso de gestión de proyectos para el sector náutico

La Universitat de les Illes Balears pondrá en marcha a finales de enero una nueva edición del curso de gestión de proyectos dirigido a la industria náutica y centrada, especialmente, en los profesionales del sector de la reparación. La actividad, que cuenta con la colaboración de Astilleros de Mallorca, se basa en la guía PMBOK, que es uno de los estándares más utilizados a nivel internacional en el campo de la gestión de proyectos.

Los alumnos del curso, que empezará el 24 de enero y finalizará el 9 de marzo, podrán acreditar una formación en gestión de proyectos superior a 35 horas. En este sentido está previsto que las clases se desarrollen en la propia UIB durante dos sesiones semanales, los lunes y miércoles por la tarde, de tres horas cada una. El precio del curso es de 800 euros, aunque sus organizadores recuerdan que es bonificable para las empresas que inscriban a sus alumnos con antelación y será dirigido por Antonia Mas, profesora titular de la UIB y directora de los cursos de Especialista Universitario en Dirección de Proyectos.

La formación específica de estas clases no solo es válida para profesionales que ya trabajan o quieren trabajar como jefes de proyecto en el sector náutico, sino que, según señalan los responsables, «es interesante para todos aquellos que están relacionados, como proveedores, clientes, tripulantes o armadores que quieran conocer el mundo de la gestión de proyectos». Los profesores del curso, además de la propia Mas, son Antonio Mesquida y José María Gilabert, de la UIB. Además, como ponente, participará Paul Grunig, ingeniero de máquinas, jefe del área de producción de Astilleros de Mallorca y Máster en gestión de proyectos.

Palma 06/01/2022

Fuente:

https://www.ultimahora.es/noticias/local/2022/01/06/1685941/uib-inicia-curso-gestion-proyectos-para-sector-nautico.html

Volver a NOTICIAS

El ‘Cala Millor’ pone rumbo a Astilleros de Mallorca, donde fue construido en 1946

El gran velero, justo al cumplir 75 años, regresa a su lugar de nacimiento. Estará en reparación en Astilleros de Mallorca del 25 al 29 de octubre

Miles de personas han conocido las aguas de Eivissa gracias al ‘Cala Millor’. ASTILLEROS DE MALLORCA

A finales del Siglo XIX más de un centenar de embarcaciones similares al Cala Millor navegaban en Baleares. Actualmente, sólo el Cala Millor y el Rafael Verdera sobreviven. Este tipo de embarcaciones se construían principalmente en las islas Baleares y la costa mediterránea peninsular, “Con la mejor madera de pino, secada durante años a la sombra”, cuentan todavía las crónicas navales antiguas. Su diseño se inspiraba en los buques de cabotaje británicos. Durante mucho tiempo fueron la única forma de arribar o salir de las Baleares. Trasportaban personas y mercancías, siempre a vela. Limones, muy valiosos por su contenido en vitamina C, sal, vino y aceite, fueron los principales productos que trasportaron sobre todo al sur de Francia y la costa española.

Cala Millor en astilleros

Los dos últimos pailebotes

El Cala Millor es el único a flote de los pailebotes construidos en Palma, ya que el Rafael Verdera, muy similar, aunque aún más antiguo, fue construido en Ibiza. Curiosamente, hoy el Cala Millor tiene base en Ibiza y el Rafael Verdera en Palma. Ambos comparten una historia fascinante y un presente preocupante.

El Cala Millor

El Cala Millor, tras una laboriosa y costosa restauración realizada por sus actuales armadores, Nicole Legler y Gerald Delgado, es hoy bien conocido por estar amarrado habitualmente en primera línea del puerto de Ibiza, desde donde navega principalmente como buque de enseñanza para colegios e institutos ibicencos. Se construyó en 1946 en las gradas en las que actualmente está Astilleros de Mallorca, en la zona conocida como Es Mollet, fue el último de su clase y tal vez el de mayor porte.

Con 42 metros de eslora por 8 de manga y 3,2 de calado, desplaza 171 toneladas y está hoy aparejado con 12 velas en dos mástiles que lo definen como “goleta”, aunque es más conocido como “pailebote”. Fue un encargo original de la Naviera Mallorquina y tras varias décadas de operar regularmente en las Baleares, fue adquirido por la Naviera Matutes. Posteriormente, mientras sus contemporáneos eran desguazados, el Cala Millor fue a navegar en aguas de Alemania, donde sobrevivió a serias penalidades, afortunadamente sobrevivió a todo. Finalmente fue adquirido por sus actuales armadores, que lo hicieron retornar a las islas.

Sin ayudas institucionales consistentes, sus armadores luchan día a día para que el Cala Millor se mantenga como buque accesible a todos los ciudadanos.

Palma 22/10/2021

Fuente:

https://www.diariodemallorca.es/sociedad/2021/10/22/cala-millor-pone-rumbo-astilleros-58672444.html

Volver a NOTICIAS

Arranca en octubre el Máster Náutica de la UIB

La Fundación Universidad Empresa de les Illes Balears (FUEIB) arranca la cuarta edición del curso “Especialista universitario en industria náutica”, ampliable con un segundo año a “máster”

Master náutica UIB Astilleros de Mallorca

En octubre la UIB reedita, por cuarto año consecutivo, el Máster de Náutica. Se trata de estudios propios enfocados al mundo de la reparación de grandes embarcaciones y el conocimiento general del sector. Los estudios de náutica de la UIB reciben desde su creación el apoyo directo de Astilleros de Mallorca, que diseña y planifica la mayoría de los contenidos y materias a impartir.

Con un total de 150 horas presenciales en el campus de la UIB, los alumnos podrán conocer algunas de las personas más relevantes de la industria de la reparación, que les expondrán sus experiencias profesionales en un sector en constante crecimiento.

Algunas de las ponencias sobre las que se va a disertar en el curso son: historia de la navegación, la industria del chárter, las reparaciones más habituales, materiales, corrosión, acciones preventivas, osmosis, reparación de fibra, maderas, embarcaciones tradicionales, pinturas, detección de defectos, jarcias, nudos, climatización, agua potable, motores, averías, motores eléctricos, sala de máquinas, normativa en los varaderos, legislación, seguros, titulaciones, presupuestos y facturación, grúas y varadas, gestión de proyectos, etc. Todo ello se complementará con diversas visitas a barcos, astilleros y varaderos, así como salidas al mar.

El curso se impartirá de forma presencial los martes y jueves de 17.30h a 20.30h en el edificio Anselm Turmeda de la UIB. Se ofrecen 25 plazas y hay tiempo de matricularse hasta primeros de octubre, o hasta que se agoten las plazas. Por último, recordar que los cursos de náutica de la UIB son bonificables al 100% para las empresas que inscriban a sus empleados.

Palma 18/09/2021

Fuente:

https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2021/09/18/arranca-octubre-master-nautica-uib-57389314.html

Volver a NOTICIAS

¿Qué fue antes, la ciudad de Palma o el puerto?

Los astilleros y Palma, una historia que se remonta a 2.144 años

¿Qué fue antes, la ciudad de Palma o el puerto?

La actividad económica de una ciudad da forma a todo. Sus calles o plazas, murallas, extensión, población, edificios, puerto e incluso diseño de sus barcos dependen de las necesidades de la población en cada momento histórico. Los pobladores y sus necesidades vitales moldean por tanto cada rincón del paisaje. En definitiva, las ciudades, sus puertos y sus barcos, son consecuencias de la actividad. (Vea aquí la galería).

En el caso de Palma, las cuestiones que la definen son: ¿Qué provocó su fundación? ¿Qué actividad principal ha moldeado sus calles desde entonces? ¿Qué importancia tenía y tiene su situación geoestratégica en el Mediterráneo?

La ciudad, sus orígenes

Fundada en el año 123 a.C. tras la victoria de Quinto Cecilio Metelo, cónsul honorario de Tarraco, ante los honderos mallorquines, Palma, antes que ciudad fue posiblemente primero un pequeño varadero donde reparar sus naves.

Los romanos conquistaron Mallorca y Menorca por su vital situación estratégica en la encrucijada comercial y militar del Mare Nostrum occidental. Para el Imperio romano, dominar Mallorca era fundamental en ese espacio naval de comercio y guerra.

La ciudad fue llamada Palmaria Palmensis, porque fue donde se obtuvo la victoria romana final ante los nativos. Al parecer, los últimos honderos belicosos recibieron a sus enemigos romanos con ramas de palma en la mano en señal de rendición, justo cuando la flota invasora entró navegando en aquel pequeño abrigo natural donde era posible varar las naves en la arena y repararlas tras dos campañas de duros combates. Aquel era el último lugar sin pacificar de la isla. Ese punto, seguramente una playa fluvial, aproximadamente donde hoy están el Teatre Principal y la sede de la Audiencia Provincial, entre la Rambla y el Born, se estableció un primer varadero-campamento.

Durante años ese lugar de varada para las naves sirvió para reparar y tal vez incluso fabricar algunas embarcaciones, generando una primera industria naval que ya precisó de carpinteros, herreros o veleros. Desde aquella rambla, desde aquel remanso, ese primer astillero romano irradió de forma natural toda una sociedad de marinos y trabajadores, generando una nueva ciudad. Aquellos primeros romanos se fortificaron de inmediato, defendiendo sus barcos y manteniéndolos siempre a punto de partir en retirada en caso de un contraataque o de nuevas conquistas. Así se fue desarrollando Palma, totalmente romana en poco tiempo al recibir casi cuatro mil colonos provenientes de la península ibérica y de Italia. Todo indica que los primeros habitantes procedieron de una de las 23 tribus de la antigua Roma con derecho a voto, la tribu velina, que también fue la que colonizó Pollentia, (potencia). Según el departamento de Ciencias de la Antigüedad de la Universidad Autónoma de Barcelona, esta hipótesis encuentra su confirmación en la tipología de las estelas funerarias encontradas en las dos ciudades. La tribu velina procedía de la región italiana del Piceno, en la costa adriática, donde desde ya hacía siglos eran expertos en la construcción de embarcaciones y en la navegación.

Recreación del puerto natural de Palmaria
Recreación del puerto natural de Palmaria

Aquel primer pequeño varadero en la riera se convirtió en poco tiempo en un puerto importante en el Mediterráneo, ocupando seguramente toda la zona de la ribera de la Rambla. Colonos, soldados, comerciantes y marineros se fueron afianzando en el lugar donde los barcos varaban, se reparaban o se construían. Había nacido la ciudad-puerto de Palma.

En la época medieval

Siglos más tarde, ya en época medieval, la piratería y el enfrentamiento general en la mar obligó a la fortificación de la ciudad y la construcción de barcos de guerra y mercantes fuertemente armados. Esa fue precisamente la industria predominante durante siglos en el puerto de Palma, la fabricación de buques de guerra, armas y transporte de tropas. Durante esos años, la fachada marítima de Palma, muy bien fortificada, fue un devenir de buques ya de cierto porte, que reparaban y se aprovisionaban en la ciudad en sus rutas mediterráneas de comercio y guerra contra el pirata y el turco. En el antiguo edificio de la Lonja incluso se fabricaron cañones navales, tecnología punta en aquel tiempo, que recorrieron en grandes barcos de vela todos los mares del mundo durante la época colonial española.

Lugar de reparación de buques

En definitiva, la ciudad fue fundada por los romanos por su buen abrigo para las embarcaciones, su fácil aprovisionamiento de agua dulce y posiblemente por el favorable régimen de brisas regulares en la bahía.

Sin duda, también ha resultado siempre vital el enclave geoestratégico de las islas, situadas justo entre Roma e Hispania, entre África y Europa, entre el Atlántico y el Mediterráneo, justo en mitad de las rutas principales de aquellos y estos tiempos. Además, las islas, al ser equidistantes geográfica y filosóficamente con sus civilizaciones más próximas, supieron mantener una suerte de neutralidad política, económica y religiosa. En Palma pudieron, durante siglos, hacer negocios judíos con cristianos, musulmanes con catalanes o franceses con andaluces. Ese carácter insular, dado al comercio consecuencia de la encrucijada geográfica, se sumó y se suma a las buenas características para la navegación que tuvieron y tienen estas islas. Todo eso se ha mantenido en el tiempo y Palma sigue siendo hoy un lugar clave en el Mediterráneo. La isla, la ciudad de Palma, sigue siendo un punto de encuentro natural de comercio y tolerancia.

Los astilleros se transformaron Los primeros astilleros de los que hay registro documental se sitúan en Palma en el año 1230. Estaban situados en la zona próxima al Moll Vell, en los exteriores de las murallas de la ciudad. En la zona interior se encontraban las atarazanas de la ciudad y las reales. En la cala de Porto Pi, especialmente en época musulmana, existían otras atarazanas, dedicadas principalmente a la reparación y construcción de naves de pequeño porte.

El crecimiento de la ciudad y el puerto fueron siempre en paralelo, al menos hasta la llegada de los aeropuertos y los aviones, muchos siglos más tarde.

La revolución en forma de barco

A finales del siglo XIX fue cuando la actividad de construcción y reparación naval tuvo su máximo auge en Palma. La revolución industrial en Europa llegó a todo el continente, provocando en las islas una verdadera explosión en la fabricación de barcos de transporte de personas y mercancías. Se inició con ello, con el barco de acero y motor de vapor o explosión, el movimiento masivo de personas y mercancías por el mundo. Desde todos los puertos, desde todos los mares.

Solo entre los años 1863 y 1872 se construyen en Mallorca 267 barcos, sumando un total de 5.729 toneladas. Palma contaba en aquellos años con diez astilleros, además de dos en Alcudia y otro en Felanitx, que daban trabajo seguramente a miles de operarios especializados y un sinfín de proveedores.

Los astilleros mallorquines del siglo XIX se especializaron en lo que la industria del momento reclamaba, barcos de transporte de mercancías de porte medio y navegación principalmente de cabotaje. Se fabricaron sobre todo lo que se conocía y conoce como pailebotes (del inglés, «barcos de práctico»). La construcción naval de estos buques, y su importancia en la exportación de productos de las islas, sobre todo de sal y cítricos, generó riqueza y trabajo para muchos mallorquines, que podían de este modo vender sus productos a buen precio en el sur de Francia o en Barcelona, donde se establecieron las principales rutas regulares.

Palma y sus astilleros en el s.XX

La tradición milenaria de fabricación y reparación de barcos en la ciudad pasó de ser básicamente artesanal y familiar a «industrial» cuando en el año 1942 se fundó Astilleros de Palma. Así surgió la primera empresa con una estructura ‘moderna’ en su concepción. Los obreros estaban contratados y ya tenían condiciones laborales muy similares a las actuales. Su configuración empresarial y organizativa permitió en Mallorca las primeras construcciones de barcos de acero de gran porte.

Astilleros de Palma estaba situado inicialmente en sa Pedrera, junto a los jardines de la Quarantena, en la zona del Paseo Marítimo, donde hoy hay varias conocidas discotecas y hoteles.

La zona era conocida como sa Pedrera porque de allí se había extraído durante años el material para la ampliación del puerto y el Paseo de la Riba. Allí, en esa cantera abandonada, se instaló Astilleros de Palma en 1942 para dar el paso definitivo en la construcción naval. Durante veinticinco años, la empresa construyó en sa Pedrera buques de madera y acero. Fabricó cientos de embarcaciones que implicaban la coordinación de un gran número de obreros especializados. Los ingenieros navales mallorquines desarrollaron naves cada vez más grandes, potentes y de mayor capacidad. Barcos de acero fabricados en Palma eran demandados en flotas de muchos países del entorno. El astillero se convirtió en uno de los más importantes del Mediterráneo occidental.

Sin embargo, en 1957 el actual Paseo Marítimo quedó prácticamente listo, lo que obligó a las autoridades locales a instalar un puente metálico giratorio que permitía que los pocos coches que entonces circulaban pudieran dejar paso a los barcos que entraban o salían de los Astilleros de Palma. Durante los años sesenta ese puente giratorio hizo las delicias de muchos mallorquines, en especial de los más pequeños, que esperaban con nerviosismo e ilusión que el puente girara.

El primer traslado

Sin embargo, el crecimiento económico de la ciudad y la llegada industrial del turismo generó más y más tráfico de vehículos por el Paseo Marítimo. Finalmente, las autoridades municipales y las de Obras de Puerto, antecesora de la Autoridad Portuaria, optaron por eliminar el puente para favorecer el crecimiento del turismo en esa zona, conminando a Astilleros de Palma a trasladarse a otro lugar, en concreto a la zona del Mollet.

A finales de los años sesenta Astilleros de Palma fue desplazado por el crecimiento de la ciudad, por el desarrollo del turismo y el tráfico de vehículos en el Paseo Marítimo. Se fusionó así con otros pequeños astilleros y con Naviera Mallorquina. El cambio de ubicación y de accionistas dio como resultado la actual empresa, Astilleros de Mallorca.

Astilleros de Mallorca construyó durante décadas barcos pesqueros, portacontenedores, buques frigoríficos, remolcadores, transportes de gas licuado, etc. Lo que la industria demandaba, lo que la sociedad precisaba en aquellos primeros años, entre los años sesenta y ochenta, eran buques «profesionales», de transporte, pesca o trabajo.

Sin embargo, así como el turismo modificó la fachada marítima y toda la economía de las islas, otra forma de turismo, el de los yates, poco a poco empezó a transformar también la construcción naval y los astilleros de la ciudad.

De buques mercantes a yates

El primer yate construido en Astilleros de Mallorca fue, en 1977, el Cleopatra, de 42 metros de eslora. Le siguió en 1984 la goleta Jessica, de tres palos y 60 metros.

En 1992, tras la botadura de un yate a motor de 32 metros, el Aldonza, Astilleros de Mallorca decidió especializarse en la reparación y rehabilitación de grandes embarcaciones de este tipo.

En la actualidad, pendiente de otro traslado, a propuesta nuevamente de la Autoridad Portuaria y del Ayuntamiento de Palma, aún más lejos de la primera línea del Paseo Marítimo, Astilleros de Mallorca repara y mantiene grandes yates, generando cientos de puestos de trabajo directos, en colaboración con casi medio millar de empresas de un sector cada día más especializado y tecnológico.

La herencia de más de dos mil años de fabricación y reparación de embarcaciones sigue viva actualmente, dando forma a una ciudad que primero fue un simple varadero romano en una encrucijada clave del Mare Nostrum.

Palma 04/09/2021

Fuente:

https://www.diariodemallorca.es/fotos/diario-de-palma/2021/09/04/ciudad-palma-o-puerto-56957831.html

Volver a NOTICIAS

El regreso de la Vuelta a Dragonera

Tras la suspensión del año pasado por la pandemia, llega de nuevo la prueba náutica no competitiva que representa lo mejor de la isla, el deporte y la naturaleza

La 28 Vuelta a Dragonera en Piragüa y pádel surf se ha programado para el próximo día 29 de agosto. Tras la suspensión del año pasado debido a la pandemia, llega nuevamente la prueba náutica no competitiva que representa todo lo mejor de la isla, el deporte y la naturaleza.

El regreso de la Vuelta a Dragonera

El regreso, la vuelta de la vuelta, tras la suspensión por seguridad sanitaria del año pasado, representa, este año más que nunca, el retorno a la normalidad que todos queremos. Vuelven los kayaks, los paddle surf y la playa, el calor, los amigos, la naturaleza y el mar. En los últimos años se han superado los 700 participantes y este año se espera que se superen todos los records, obviamente hay ganas de mar.

La Agrupació Esportiva Voltors-OJE organiza el evento no competitivo y sin ánimo de lucro más importante del calendario balear, y van ya 28 ediciones. El resto del año los monitores de Voltors organizan multitud de salidas de barranquismo, senderismo y espeleología, así como acampadas y otras actividades al aire libre.

Como cada año, para la Vuelta a Dragonera, será obligatoria la inscripción previa on-line, o presencial en Foracorda o Vol Ras, que incluye seguro a terceros, camiseta, regalos, bebidas y el apoyo del equipo de voluntarios de seguridad en el mar y de muchos profesionales de la sanidad y el rescate. Protección Civil, Policía Local, Guardia Civil, Salvamento Marítimo y otras entidades colaboran como cada año en la seguridad del evento. También colaboran el Ayuntamiento de Andratx y varias empresas privadas, entre las que destaca Astilleros de Mallorca, que lleva casi desde la primera edición ininterrumpidamente copatrocinando en la difusión del evento.

¿Cómo será la seguridad este año?

Como es habitual será imprescindible el uso del chaleco salvavidas y el dorsal, ya que la zona está restringida sólo a los participantes de la prueba. También es recomendable utilizar sombrero o gorra, pomada antimedusas o vinagre, bebida energética, frutos secos y ropa de recambio. Este año será necesario añadir la mascarilla en un bolsillo, por si hay que subir a una barca de rescate o surge cualquier emergencia que impida mantener la distancia de seguridad sanitaria. Obviamente, si algún participante tiene fiebre, malestar o síntomas de padecer Covid19 no debe participar ni reunirse con otras personas de la organización o participantes.

¿Qué es la Vuelta a Dragonera?

Como es bien conocido, la Vuelta a Dragonera es un evento lúdico no competitivo que reúne a los aficionados al kayak y el paddle surf, aunque no debe olvidarse que se trata de un recorrido duro y largo que puede superar las tres horas de remo constante. No es un “paseo con amigos” y el mar siempre debe respetarse.

Cabe puntualizar que existe la posibilidad de realizar un recorrido más corto para los que no se vean capaces ese día de hacer la vuelta completa a Sa Dragonera. El recorrido corto consiste en salir de la playa e ir directamente al puertecito de Dragonera, donde se hace el avituallamiento y el reagrupamiento de participantes. De ahí regresan todos nuevamente a la playa de salida.

Es vital valorar la capacidad física de cada uno y lo adecuado de cada embarcación, la técnica de paleo y los equipos individuales de seguridad. Cada uno es responsable de sus acciones y no debe nunca superar sus límites.

Los equipos de seguridad, formados por voluntarios y patrones del lugar, hacen lo que pueden, en ocasiones arriesgando sus embarcaciones particulares y la seguridad de sus propias tripulaciones, por lo que es muy importante no darles más trabajo que el que una eventualidad obligue.

Por último, para favorecer la no concentración de participantes en la zona de salida, este año se podrá salir de la playa entre las 9.00h y las 10.00h.

Palma 19/07/2021

Fuente:
https://www.gacetanautica.es/noticias/el-regreso-de-la-vuelta-a-dragonera

Volver a NOTICIAS

Mallorca Sense Fam y los yates, una relación natural

La asociación Mallorca Sense Fam trabaja desde el año 2009 para dar alimento a los más necesitados. En 2020 entregó comida a 9.586 familias, haciendo un total acumulado anual de 21.607 personas, de ellas 608 eran niños de 3 a 15 años y 88 de 0 a 2 años, todo un logro

Carlos Morales, director general de Astilleros de Mallorca y Cati Aguiló, presidenta de Mallorca Sense Fam, en una de las entregas quincenales de material y alimentos a la organización que ayuda a miles de personas desfavorecidas ASTILLEROS DE MALLORCA

Mallorca Sense Fam Astilleros

­Las ayudas a las familias en forma de alimentos se entregan incluso a domicilio a los mayores de 65 años, que por motivos de discapacidad o salud no pueden acudir a la sede de Mallorca Sense Fam. Se cubren principalmente las necesidades básicas de las barriadas más desfavorecidas de la ciudad. Para 2021 el objetivo es poder aumentar el radio de acción a más barrios de Palma y a algunos pueblos de Mallorca. Las ayudas para adquirir alimentos vienen de distintas instituciones, eventos con voluntarios y donaciones de empresas privadas.

Grandes superficies del ámbito de la alimentación, energéticas, bancos e incluso grandes empresas del sector náutico ayudan a paliar la pobreza y la falta de elementos básicos entre algunas familias desfavorecidas de Mallorca. Una de esas empresas es Astilleros de Mallorca.

Hace ya casi cinco años, el jefe de almacén de Astilleros de Mallorca, Pepe Allegue, se dio cuenta de que algunos yates, aprovechando que estaban en reparación en el astillero, hacían una profunda renovación de bodegas, despensas y cocinas. No tardó Pepe Allegue en contactar con Mallorca Sense Fam para hacerles llegar arroz, pasta, conserva y otros productos que los grandes yates querían sustituir, pero que no querían que se perdieran. Las tripulaciones de los grandes yates, sus capitanes y armadores querían que esos alimentos se aprovecharan.

De esta forma se creó una simbiosis natural entre los yates en reparación y los voluntarios de Mallorca Sense Fam, que envían su furgoneta casi cada semana a Astilleros de Mallorca para recoger cientos de kilos de productos en perfecto estado.

Poco a poco aprendieron todos en esta relación que no sólo era aprovechable la comida, sino que había otros elementos que los grandes yates sustituyen con frecuencia y que podían ser de utilidad para la organización mallorquina. De este modo, colchones, libros, juguetes y sobretodo material para cocinar, como ollas, sartenes, vasos o bandejas, son entregados por los yates de forma anónima al almacén de Astilleros de Mallorca para que Pepe los organice, embale y envíe rápidamente a Mallorca Sense Fam. Algunos de estos productos, como los equipos de cocina y material fungible, son remitidos directamente a comedores sociales. Otros elementos son vendidos por los voluntarios de Mallorca Sense Fam en rastrillos benéficos para recaudar fondos que sirven finalmente para adquirir alimentos frescos.

De este modo, de un modo natural se ha creado una relación entre los barcos en reparación en Astilleros de Mallorca y Mallorca Sense Fam. Las cosas así se reutilizan adecuadamente, los alimentos se aprovechan y hasta los objetos más variados terminan reconvertidos en arroz o pan que acaba en los platos de quienes más lo necesitan.

Palma 28/06/2022

Fuente:

https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2021/06/28/mallorca-sense-fam-yates-relacion-54403339.html

Volver a NOTICIAS

10 años del barco oceanográfico de Baleares

El catamarán realiza constantes misiones científicas en aguas de Baleares.

El Sistema de Observación y Predicción Costero de las Islas Baleares (SOCIB) es una de las grandes Infraestructuras Científico-Tecnológicas Singulares de España. De hecho, es la primera y de momento la única que existe en Balears, como lo son el centro astrofísico de Canarias o el acelerador de partículas Sincrotrón Alba de Catalunya.

barco oceanográfico baleares

Su buque oceanográfico, que se llama precisamente B/O Socib, y que ha sido puesto a punto recientemente en Astilleros de Mallorca, dispone de la última tecnología disponible. Construido en Vigo en 2012 con financiación propia, europea y también de Balears, se dedica a la investigación oceánica y costera.

Se trata de un catamarán, por lo que su estabilidad es óptima, lo que permite trabajos de laboratorio en alta mar. Tiene capacidad de navegación de hasta siete días de campaña, con siete científicos y nueve tripulantes en tres camarotes dobles, dos individuales y dos cuádruples. Dispone de cocina, lavandería y comedor general. Tiene un laboratorio de 27 metros cuadrados en una cubierta de un total de 60 metros cuadrados de zona de trabajo.

Con una eslora de 24 metros y una manga de 9, este catamarán está propulsado por dos motores MTU de 1620 HP cada uno, lo que le permite navegar a una velocidad de crucero de 13 nudos, con una punta de 23.

El catamarán del SOCIB es uno de los buques que componen la flota oceanográfica del Ministerio de Ciencia e Innovación, en el que se incluyen otros buques como el Ángeles Alvariño, el Ramón Margalef o el Sarmiento de Gamboa, entre otros.

La última campaña del B/O Socib ha sido en mayo, cuando el Sistema de Observación y Predicción Costero ha continuado con el profundo estudio sistemático de las corrientes marinas de los canales de Mallorca e Ibiza, muy relevantes en la biodiversidad del Mediterráneo al tratarse de un ‘punto de estrangulamiento’ en el flujo de retorno ciclónico antes de salir al Océano Atlántico. La campaña ha consistido fundamentalmente en el muestreo de parámetros físicos y biológicos por medio de la sonda CTD del buque, boyas de deriva de superficie y un planeador submarino (Glider), que continúan su navegación autónoma, tomando y remitiendo datos en tiempo real al SOCIB, que los hace disponible a todos los interesados.

El SOCIB tendrá una nueva sede en un edificio en el Muelle Viejo del Puerto de Palma, que dispondrá de 3.748 metros cuadrados distribuidos en tres plantas con capacidad para albergar a más de cien personas entre científicos, estudiantes, visitantes e investigadores. La edificación podría estar operativa en 2023 y supone dar un paso al frente en el posicionamiento de la ciencia y la investigación marina en Baleares. En la imagen de la derecha junto a estas líneas, la ubicación de la nueva sede.

Palma 19/06/2021

Fuente:

https://www.ultimahora.es/noticias/local/2021/06/19/1275981/anos-del-barco-oceanografico-baleares.html

Volver a NOTICIAS

Isabel Torres rompe tópicos en el “Astilleros de Mallorca”

Por primera vez una mujer realiza trabajos de mecánica en los grandes talleres de Astilleros de Mallorca, donde prima la precisión y la eficiencia ante máquinas pesadas

Mallorca Isabel Torres mecánica naval astilleros

Isabel, en el centro de la imagen, junto a algunos de los cuarenta hombres que componen el equipo de mecánica naval de la empresa situada en el Passeig Marítim de Palma. | Astilleros de Mallorca

Hay muchas mujeres trabajando en Astilleros de Mallorca, unas veinte; ingenieras navales como jefe de proyectos, graduadas en derecho en Recursos Humanos, profesoras en el área de producción y un largo etcétera en administración, seguridad laboral, medio ambiente, recepción, contabilidad… Sin embargo, en los trabajos más físicos no había mujeres, hasta ahora.

Isabel Torres ha llegado para romper tópicos y se ha incorporado al taller de mecánica. Isa, así le gusta que la llamen, está en prácticas en un taller donde hay más de cuarenta hombres trabajando desde hace décadas. Ha estudiado Técnico en mantenimiento y control de maquinaría naval, es decir, mecánico naval. Mallorquina de nacimiento, se formó durante dos años en la Escuela de Formación Profesional Náuticopesquera, donde aprendió electricidad, electrónica, hidráulica, motores, así como otras asignaturas específicas de los profesionales de la mar, supervivencia o equipos contra incendios.

¿Por qué decidió estudiar mecánica naval?

— El mar forma parte de mi vida desde siempre y, lógicamente, éste era el ciclo formativo que más me atrajo desde el principio. Me crié entre hombres, aunque nunca antes había tenido la oportunidad de trabajar con motores y máquinas. Además, nunca me molestó mancharme las manos.

¿Por qué hace sus prácticas en Astilleros de Mallorca?

— Es uno de los mejores sitios para terminar mi formación. Aquí se repara cualquier parte del buque, desde electricidad a mecánica, hidráulica, ejes o hélices.

¿En qué consisten las prácticas?

— En ampliar y tocar con las manos todo lo estudiado durante los dos años. Además, éste es el paso previo al mundo laboral en el sector.

¿Qué tal se siente trabajando entre decenas de hombres?

— Es de las mejores experiencias que he tenido. Trabajar con hombres, desde mi punto de vista, es mucho mejor que hacerlo sólo con mujeres. Al ser sexos opuestos, se complementan mejor, sin duda aprendemos unos de otros.

¿Cree que sus compañeros hombres le tratan diferente por su condición de mujer?

— ¡Ni mucho menos! Desde el primer día he sido una más, con las mismas tareas. Lógicamente mi fuerza no es la misma, pero ellos tienen consideración conmigo: si no puedo hacer algo me ayudan, pero siempre después de que yo lo haya intentado.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

— Cada día aprendo muchísimas cosas, nunca ponen pegas para explicar lo que no sé. Además, trabajamos con gran precisión, y siempre se toman las medidas adecuadas para evitar imprevistos. Me gustaría estudiar el grado superior de transporte marítimo y pesca de altura, pero si no fuera posible, seguiría con la mecánica naval: me encanta.

Isabel Torres Astilleros
Isabel Torres ha estudiado mecánica naval en la Escuela Náuticopesquera.

Palma 22/05/2021

Fuente:

https://www.ultimahora.es/noticias/local/2021/05/22/1267399/isabel-torres-rompe-topicos-astilleros-mallorca.html

Volver a NOTICIAS

¿Qué es un “jefe de proyecto”?

Un jefe de proyecto coordina a cientos de personas y decenas de empresas para llevar a buen puerto proyectos técnicamente complejos

Qué es un jefe de proyecto

En Astilleros de Mallorca pueden trabajar en un solo barco hasta 250 personas de distintas empresa, nacionalidades y especialidades, un enorme reto de coordinación.

El jefe de proyecto es fundamental en los grandes trabajos, sobre todo en los ámbitos de la construcción o la reparación, ya sea de un gran edificio, una carretera, un hotel o un buque. Su labor, simplificándolo mucho, consiste en coordinar las labores de los distintos equipos, talleres y proveedores, así como las cronologías de intervención y entregas. Esta figura, implementada hoy en todo el tejido industrial global, permitió a los norteamericanos durante la segunda guerra mundial producir más buques, aviones o tanques que sus enemigos. Sólo siguiendo ese espíritu de optimización piramidal centralizada es posible afrontar retos que serían inviables, o altamente ineficaces, para empresas proveedoras inconexas, no centralizadas ni adecuadamente coordinadas por la figura del “jefe de proyecto”.

Siloé Sánchez es una de los diez jefes de proyectos de los que dispone Astilleros de Mallorca para sus grandes y complejos trabajos de reparación en buques:

¿Qué hace falta estudiar para ser jefe de proyectos en el ámbito naval?

Una formación técnica en el sector naval, como una ingeniería o grado es básica, aunque considero también de vital importancia la presencia de otras cualidades que no se enseñan en la universidad y que van ligadas al carácter de la persona. Además de una formación técnica, tener conocimientos en gestión de proyectos es altamente recomendable. También es muy válida y útil la experiencia de haber estado embarcado previamente.

¿Desde cuándo se dedica usted a esta profesión?

Tras terminar mis estudios en Inglaterra en agosto 2017 (MsC Marine Engineering), tuve la suerte de poder empezar a formar parte del grupo de jefes de proyectos de Astilleros de Mallorca.

¿Por qué es necesario un jefe de proyectos en las grandes reparaciones de buques?

Es imprescindible un jefe de proyecto debido principalmente a que en las grandes reparaciones concurren simultáneamente un gran número de trabajos y de empresas distintas. Además de planificar y coordinar, es necesario hacer una previsión y un seguimiento de costes a nivel global, un análisis de riesgos y una gestión contractual, así como una buena gestión de recursos humanos y materiales. También hay que coordinar las adquisiciones, subcontrataciones o pedidos de aprovisionamiento, además, muy importante, hay que gestionar las comunicaciones.

¿Qué es un proyecto de “responsabilidad centralizada”?

La responsabilidad centralizada es justamente gestionar integralmente el proyecto siguiendo los puntos mencionados anteriormente. Básicamente el astillero actúa como contratista principal, por lo que asume la responsabilidad del proyecto. No solo a nivel productivo, sino también a nivel legal. Por lo que además de la gestión de proyectos el astillero es responsable de toda la contratación de empresas, PRL (Prevención de Riesgos Laborales), financiación y garantías, actuando como único responsable legal.

¿Qué retos principales tiene en su trabajo diario durante la reparación de un gran buque?

Pondría en primer lugar la comunicación como reto en el día a día. Se podría decir que un jefe de proyecto en Astilleros de Mallorca realiza la comunicación en distintas direcciones o niveles: con los clientes, con los talleres propios y otros departamentos internos, con las subcontratas y con las entidades reguladoras como las Sociedades de Clasificación. Por lo que es muy importante saber comunicar en función del interlocutor para asegurar el correcto progreso del proyecto. Otra dificultad es la de tener que lidiar con barcos construidos en diferentes sitios del mundo, ya que no todos cumplen los mismos estándares. La falta de información o documentación técnica de algunos barcos también dificulta la agilidad y la fiabilidad en las fases de presupuesto y ejecución. Otro factor que añade dificultades al trabajo es la diferencia de nacionalidades entre clientes y subcontratas, con distintas culturas y lenguas, teniendo esto un efecto directo en la evolución de cada una de las fases. Otro reto a mencionar es conseguir el equilibrio entre las expectativas de lo que el cliente pretende conseguir y lo que es factible realizar en el tiempo disponible.

Siloé Sánchez es jefe de proyectos de Astilleros de Mallorca
Siloé Sánchez es jefe de proyectos de Astilleros de Mallorca desde 2017.

¿Qué herramientas digitales utilizan actualmente para coordinar los trabajos, equipos y proveedores?

Las herramientas digitales que usamos son las de metodologías ágiles, tales como Trello o Smartsheet, que nos permiten planificar los proyectos y plasmar cada uno de los trabajos con sus tiempos de ejecución y recursos necesarios. Además, permiten la interacción directa con los clientes, optimizando la comunicación. Por otra parte, disponemos de una buena ERP (Enterprise Resource Planning) de gran capacidad que se adapta a nuestras necesidades concretas y al sector. Este sistema informático de gestión integral maneja una gran cantidad de información y nos ayuda mucho a gestionar las reparaciones.

¿Qué cualidades técnicas y humanas ha de tener un buen jefe de proyecto?

Un jefe de proyecto no puede ser un experto en todo, pero si debe tener buenos conocimientos generales del sector. Esto se debe a que en realidad se encarga de gestionar y coordinar a los especialistas de cada materia, que son los que finalmente afrontan cada cuestión técnica que hay que superar. En otras palabras, un buen jefe de proyecto tiene que ser un “director de orquesta”, que dirija con empatía para con los demás, con flexibilidad y capacidad de comunicación y negociación. La cualidad última imprescindible es la de ser resolutivo. Esa la clave para seguir adelante de forma ágil, desbloqueando trabajos y evitando tener recursos parados que al final generan costes y retrasos innecesarios.

¿Cuántas personas y empresas distintas suelen coordinarse en la reparación de un buque en Astilleros de Mallorca?

A parte de nuestros propios recursos, subcontratamos gran cantidad de trabajos, por lo que participan al final muchas empresas externas del sector, ya sean locales, nacionales o internacionales. En proyectos de gran envergadura puede haber implicadas fácilmente más de 30 empresas diferentes, con la participación y gestión de nuestros talleres, maquinaria, herreros, carpinteros, tuberos, etc. Si añadimos también la participación de algunas tripulaciones, pueden llegar a interactuar en un barco en reparación en Astilleros de Mallorca hasta 250 personas, lo que supone un enorme reto de coordinación.

Palma 12/04/2021

Fuente:

https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2021/04/12/jefe-proyecto-46434917.html

Volver a NOTICIAS

La digitalización industrial llega al siguiente nivel

Para la coordinación de los trabajos, la digitalización es imprescindible en la industria de reparación y mantenimiento de grandes yates

Digitalización industrial en astilleros
La ingeniera naval Lucía Mingot es la persona designada para implementar los procesos digitales más avanzados en todas las áreas de Astilleros de Mallorca.

La digitalización lleva años introduciéndose en la industria y en la vida cotidiana sin casi darnos cuenta. Enviamos digitalmente presupuestos, facturas, planos o proyectos. Incluso pagamos y cobramos digitalmente. Todo ha ocurrido muy rápido, sin ser del todo conscientes de esos cambios. Ahora, tras esa primera fase, la sobrevenida, llega el momento de pasar a la acción y controlar muy conscientemente el proceso de digitalización.

La estrategia previa, el estudio de necesidades, objetivos y cronología, supuso para Astilleros de Mallorca más de un año de trabajo interdisciplinar por parte de los distintos responsables de área afectados. Finalmente, la ingeniera naval, y Directora de Calidad e Innovación, Lucía Mingot, fue la persona designada para implementar en la empresa el nuevo modelo, el cambio de paradigma.

¿Lucía, qué era la “digitalización de las empresas” hasta hoy?

En la última década los esfuerzos se han centrado en digitalizar documentación en diferentes grados. En décadas anteriores se generalizó el uso de programas de gestión. Cualquier empresa tiene hoy en día un programa, al menos de contabilidad o contrata a un gestor que tiene ese tipo de programa. En cuanto a la digitalización, en su estadio básico, se escanea documentación que se ha generado en papel (informes, registros de datos, documentación técnica), se escanea y se crean bibliotecas digitales. Esas bibliotecas se han ido haciendo mas sofisticadas, permitiendo buscar la documentación no sólo por nombre o posición en una estructura de carpetas sino por metadatos de los documentos, o por el propio contenido del documento. Ha habido avances en los equipos de escaneado que incorporan programas de reconocimiento de texto o de códigos de barra que hacen el proceso de digitalización mas rápido. En un segundo escalón las empresas hemos trabajado en que la documentación sea digital desde origen, estandarizando formularios corporativos disponibles en repositorios comunes que facilitan el guardado de la documentación y la posterior búsqueda. También permiten el tratamiento estadístico de la documentación para tomar decisiones de mejora de gestión. El último paso consiste en completar flujos de trabajo controlados de esa documentación. Los documentos pasan por los diferentes responsables de aportar datos o supervisarlos, el documento esta controlado en todo momento y se agiliza el proceso, se eliminan tareas que aportan poco valor como llevar un expediente de una mesa a otra o comprobar quien tiene un informe y si este está aprobado. En los últimos años los smartphones han irrumpido con capacidades de digitalización y reconocimiento de códigos inmediatas y al alcance de cualquiera.

¿En qué punto se encuentra actualmente Astilleros de Mallorca?

Nosotros tenemos consolidado el uso de programas de gestión desde hace décadas y la documentación esta digitalizada. Disponemos de gestores documentales con flujos de trabajo electrónicos y la documentación es digital desde inicio entre el personal de oficina. Hemos ido aprovechando e incorporando a nuestra gestión diferentes herramientas que da el mercado: app’s, planificadores online, tableros Kanban, herramientas de ticketing para gestión de incidencias.

¿Cuál es el siguiente paso en la digitalización de los procesos?

Recientemente hemos realizado un esfuerzo de unificación de programas de gestión (Llamados comúnmente ERP- Enterprise Resource Planning) para incorporar en una única plataforma la gestión de las reparaciones, la contabilidad, la gestión de calidad, y la comunicación con clientes y proveedores. Hay un punto de equilibrio difícil de encontrar en la unificación. Tener un solo gestor elimina la doble imputación, sin embargo, un programa especializado en la gestión de documentación es siempre mejor que un ERP que incorpora gestión documental. En algunos puntos del proceso la mejor opción es la integración.

Por otro lado, estamos trabajando para dotar al personal de taller de herramientas cómodas en itinerancia para que la gestión esté también digitalizada e integrada desde el primer minuto con el resto de la compañía. Herramientas como Whatsapp o app’s que permiten calcular online pares de apriete o secciones de cable son comúnmente usadas por nuestro personal. Pero en la miríada de app’s disponibles nunca hay una que se adapte a una empresa compleja como la nuestra. Nuestro nuevo ERP ya incorpora una APP para gestión del taller en la que los operarios reciben sus Ordenes de Trabajo, pueden reportar el tiempo dedicado a cada tarea, subir fotos y rellenar formularios digitales. Además tienen acceso a la documentación histórica del sistema en el que están trabajando.

¿Qué medidas digitales son específicas de la industria náutica?

En nuestro subsector de reparación necesitamos herramientas de gestión de mantenimiento adaptadas a la realidad actual. Que permitan planificar operaciones de mantenimiento preventivo, o que recopilen información para el mantenimiento predictivo y para los yates mas avanzados, los de construcción mas reciente, permitan conectarse mediante IoT (internet de las cosas) y adquirir datos de proceso (revoluciones a las que gira una máquina, potencia que se esta consumiendo, temperatura del proceso, etc.) Todos esos datos ayudan a gestionar de un modo mas eficiente el mantenimiento y reparación de los equipos a bordo. Permiten disponer de un historial para tomar las decisiones correctas a la hora de reparar un equipo o sustituirlo y disminuyen el riesgo de fallo.

¿Qué precisan las empresas que trabajan en el sector para poder interactuar?

Necesitamos acceso a internet de calidad y a buen precio. En la zona en la que estamos en el puerto no hemos tenido fibra hasta hace dos años, afortunadamente ahora disponemos de ella y el abanico de posibilidades ha crecido. Por primera vez hemos podido plantearnos disponer de un ERP en nube que permite a nuestra gente acceder a los sistemas en remoto con facilidad. La red móvil se saturaba durante los veranos en la época pre-covid ralentizando las comunicaciones. Los operadores han ido aumentando la cobertura en la zona y no deberían dejar de hacerlo en el futuro.

También necesitamos apoyo, los proyectos de digitalización conllevan muchos gastos, y requieren de una dedicación que puede convertirse en incompatible con el trabajo del día a día. Programas de apoyo a la digitalización como el lanzado por el IDI recientemente ponen a las empresas en contacto con consultores expertos. Las subvenciones para la adquisición de estas herramientas aceleran nuestra capacidad de adaptación a nuevas tecnologías que pronto se quedan obsoletas.

Astilleros de Mallorca alcanza su “Fase 2”

¿Alguna sugerencia para pequeñas empresas que estén iniciándose en este proceso? 

Las empresas pequeñas que se centran en un servicio muy concreto tienen más fácil encontrar en el mercado una solución muy adaptada a sus requerimientos. Aun así, contar con un experto para ayudarnos a decidir es bueno, disminuye el riesgo de equivocación en una decisión tan crucial como el programa que nos va a acompañar durante unos años. Gestionar el cambio es también importante, los cambios de procesos son difíciles porque a los seres humanos nos cuesta cambiar. Sobre todo si no vemos una recompensa inmediata. El aprendizaje de las herramientas informáticas es cada vez más rápido, pues son más intuitivas que hace unos años, pero aun así cuando el proceso es complejo el ERP también lo es, por la gran cantidad de variantes y opciones a contemplar. Por eso es fundamental que desde el principio sepamos qué necesita cada uno de nuestros trabajadores, contando con ellos en el rediseño de cada proceso.

Palma 27/02/2021

Fuente:

https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2021/02/27/digitalizacion-industrial-llega-siguiente-nivel-35468618.html